El Tao de Pooh (1)

Hace poco andaba yo sumida en una pequeña crisis de estrés y un amigo me recomendó un libro. Estas son de las mejores recomendaciones que se me puede hacer, y si tiene que ver con filosofías orientales, más. Desde que conocí el yoga en La Habana hace años no dejo de fascinarme con la sabiduría oriental para las cosas del cuerpo y la mente.

No sé por qué, no dudé ni un instante en que el libro sería de mi absoluta preferencia.

Me costó trabajo leerlo, pues estaba en un semestre difícil. Lo leí a retazos y mal, pero desde el principio quedé prendada con sólo unas frases. Un autor que no conocía intentaba explicar la filosofía del Tao a través de Winnie The Pooh:

“When you wake up in the morning, Pooh,” said Piglet at last, “what’s the first thing you say to yourself?”

“What’s for breakfast?” said Pooh. “What do you say, Piglet?”

“I say, I wonder what’s going to happen exciting today?” said Piglet.

Pooh nodded thoughtfully. “It’s the same thing,” he said.

Para Pooh es excitante pensar en lo que tendrá de desayuno. Él se entusiasma con las cosas sencillas, las de todos los días, esas que ya tomamos for granted. Olvidadas, pequeñas cositas hermosas de la vida. Muchos hemos llegado a un nivel en el que no nos preocupamos más por ciertos detalles, sin darnos cuenta que son ellos los que hacen la vida disfrutable. Si tenemos la suerte de disfrutarlos, pues no siempre sucede.

Si estás viviendo sin detenerte a admirar esos diminutos e imprescindibles pedazos de la existencia, beware. Beware and behold.

CONTINUARÁ

Comments
6 Responses to “El Tao de Pooh (1)”
  1. Olga says:

    Y mas aún cuando se sabe convertir el desayuno en un ritual familiar, en que todos compartimos comentarios, noticias, esperanzas para el transcurrir del día…y hacemos la retroalimentación (palabra de uso más bien técnico, pero muy exacta) a la hora de la cena: ¿Cómo pasaste el día? ¿Qué tal te fue en el trabajo? ¿Estaba lindo el tiempo, disfrutaste un poco del camino, los árboles, los animales, la vida? Como en el hermoso film UP, la vida compartida con amor es ya una gran aventura.

  2. Cordelia says:

    Cuando era estudiante de Filología hispánica (aquí, en Sevilla) había una asignatura opcional: haiku japonés. Nunca me había dado una asignatura tantos momentos de paz además de enseñarme muchas cosas. Te lo recomiendo, por tu post veo que te va a encantar ¡lo que pueden encerrar tres sencillos versos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Archivo

  • Estadísticas

    • 52,880 hits
%d bloggers like this: