Crece en mi cuerpo el mundo

Duermo en mi cama de roca

Mi sueño dulce y profundo:

Roza una abeja mi boca

Y crece en mi cuerpo el mundo

Al leer y releer los Versos Sencillos de Martí, siempre este me asombra.

Me imagino a Martí, vestido de negro, durmiendo en una roca. Su vida fue dura desde pequeño, la cárcel, el destierro en que vivió siempre, lejos de su gente, su hijo y de su patria por la que tanto luchó. Su vida es la roca.

Su sueño, sin embargo, es la manera en que enfrentó esa vida: siempre optimista, idealista, pero a la vez tan incisivo y profundo como pocos pensadores de nuestro continente.

La abeja es un insecto que menciona varias veces en sus escritos. ¿Qué quiere decir en este caso? La verdad es que no lo sé.

Y crece en su cuerpo el mundo. ¡Esta línea es tan martiana! Su nexo con el mundo era tan abarcador, va de lo más mínimo, insignificante, hasta lo más sublime y grandioso, eso que los demás vemos como imposible.

Marti significa el arribo a la plenitud del espiritu: objetivacion y sacrificio, sin perder las angustias del alma. Es en su fidelidad a lo vulnerable, a lo herido, a lo oscuro del ser humano, donde su voz espiritual alcanza sus inflexiones mas profundas y conmovedoras. Es un espiritu que padece, no solo lo grande y heroico, sino tambien en lo humilde, lo cotidiano, el desvanecimiento de la criatura.

Cintio Vitier

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Archivo

  • Estadísticas

    • 52,880 hits
%d bloggers like this: