El reino es de Abilio Estévez

Tendría que tomar dos semestres más dedicados solamente a Literatura Cubana para, al menos, poder leer una buena parte de las obras que quiero leer. Uno de mis más queridos descubrimientos ha sido Tuyo es el reino, de Abilio Estévez. Compré el libro en mi último viaje a Cuba, y cómo me alegro de haberlo escogido entre tantos otros (tuve que ser sacada casi por lo pelos -just kidding- del mercado de libros viejos de la Plaza Vieja, antes de que siguiera gastando dinero).

Absolutamente fascinante novela, que me da fe en las nuevas cosas que se están escribiendo en Cuba, pues no es muy vieja, escrita en el 96, ganó Premio de la Crítica Cubana en el 99. Quién sabe a ciencia cierta las cosas que se escriben en Cuba y que no han salido a la luz? Me extraña que haya recibido premio una novela tan brutalmente crítica del régimen. Pero quizás los censores no se dieron cuenta?

He estado todo el día escribiendo un reaction paper (es decir, sin investigaciones, solamente escoger un tema que me interesó y hablar de eso), y mentiría si digo que me arrepiento de haber estado tanto tiempo frente a la computadora: así me ha gustado esta novela. El epílogo es una delicia de leer, releer, y releer.

Antes de levantarme, pego aquí sólo un pedazo del trabajo. Tengo la seguridad de que volveré a esta novela en el futuro cercano.

Parte final:

En la página 169 el lector, perplejo, lee que el Herido se llama Scheherazada, pero esta incógnita no se nos aclara completamente hasta el epílogo.

La técnica narrativa no nos deja olvidar que estamos ante un novela. Desde el principio se nos presentan recursos metaliterarios: escenas en las que el lector puede “escoger” qué versión de las variantes presentadas le gusta más; los inusuales tiempos gramaticales (imperativo, condicional) para narrar los eventos que reafirman su carácter ficcional; entre otros. Pero nunca he sentido como lectora cuán admirable es la construcción de una obra literaria y cuánto poder (así como también regocijo) tiene el autor sobre su obra como cuando leí el epílogo de Tuyo es el reino.

La novela termina con el fuego que consume a la Isla y que provoca Doña Juana (personaje que representa la República que muere) justo el 31 de diciembre de 1958. El Narrador comienza el epílogo afirmando que a nadie perjudica más ese fuego que a él, pues es el incendio “que puso fin a los primeros once años de mi vida” (337). Este fuego marca además el comienzo de la Nueva Era esperada por Melissa y descrita como una pesadilla bajo un régimen totalitario. Queda claro con la fusión en las páginas siguientes del “yo” del Narrador y del niño Sebastián (ya relacionado también con el Herido y San Sebastián) que son la misma persona. ¿Y por qué entonces Scheherazada?

Recordemos que en ese libro maravilloso que es Las mil y una noches la única manera que tiene Scheherazada de salvar su vida es contando fascinantes historias a un rey que asesina a sus esposas al amanecer. Ella es la narradora por excelencia, y con ella se identifican los hacedores de historias. Sebastián cuenta su encuentro con el Narrador (cuya descripción—¡Qué sorpresa!—coincide con la de Abilio Estévez), quien se convierte en el Herido, quien se convierte en Scheherazada:

“Tu primitivismo (eres tan joven) no te ocultará que Scheherazada fue (es, soy, seré) una mujer brillante, decidió (decidí, decido, decidiré) contar y contar y contar para salvar la vida, se dio (me doy, me daré) cuenta de que contar era (es, será) el modo único de sobrevivir, se dio (me doy, me daré)  cuenta de las posibilidades salvadoras que tienen (y tendrán siempre siempre) las palabras, tuvo la iluminación de que narrar era (es, seguirá siendo) el único modo (¡el único modo!) de alcanzar la eternidad, y estuvo (estaré, quieran o no) hablando mil noches y una” (348).

El epílogo se convierte en el lugar donde el Narrador (o diríamos Abilio Estévez) expone sus ideas sobre el escritor y la obra creativa, apoyándose en citas de otros escritores, y asegurando que él es un “nada humilde servidor” (248) que inventa a todos sus personajes, que no por inventados, dejan de existir (359). Él es Scheherazada , como lo son también todos los escritores. Es por eso que en ese mundo que crean ocupan el lugar de Dios (363), pues ante una tierra que no tiene forma, “¿No te parece necesario hacer la luz?” (360). Y toma entonces el niño Sebastián la libreta y se dispone a crear, como Dios, su reino. La fuerza, según el Narrador, está en la palabra, que es el comienzo de toda creación, y es tan real como la realidad: “lo que está escrito también es la vida”, es “el triunfo del orden sobre el caos, de lo estructurado sobre lo informe” (345). De ahí que el título del libro sea una referencia al tema principal del epílogo: el artista tiene control total sobre su obra, él construye y destruye (hasta su propia historia), y escribe para sentir que vive.

Comments
2 Responses to “El reino es de Abilio Estévez”
  1. wcloister says:

    Esta entrada me ha dejado con ganas de leer la novela de Abilio Estevez. Yo he leido muy poco de él. Leí un poemario hace mucho años, casi en los 90, que me impactó mucho. Muchas de las imagenes de esas poesías me han acompañado toda la vida y a veces me ayudan a pensar. No las recuerdo literalmente, pero recuerdo los conceptos (…el verso aquel…). También vi varias de sus obras de teatro, que me gustaron mucho. Incluso me invitaron una vez a una lectura de una de sus obras, que no recuerdo el titulo. Está basada en escenas bíblicas y es super reaccionaria. Así y todo la pusieron en escena en el Teatro Nacional. Me llama la atención, como a ti, que nadie lo censure.

    Otro día te hago el cuento de cuando conocí a Abilio, que parece más bien una aventura de David narrada por Senel Paz jaja.

    • Liset says:

      Abilio es uno de mis preferidos, sino el que más me gusta de los escritores actuales. Y no dudes en leerlo, sé que te va a gustar muchísimo, sobre todo esta novela.
      Cuento que me debes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Archivo

  • Estadísticas

    • 52,880 hits
%d bloggers like this: