Araña del olvido

En esta linda librería de NY busqué libros de escritores cubanos sin éxito, pero habían dos pequeñas antologías de Lorca. Una de ellas tenía una cubierta muy bonita, pero la otra tenía una dedicatoria que dice: “Para mi hijo americano, sé que cuando lo lea, siempre me recordará. Navidad 97. Isabel”. Immediatamente me enamoré del librito. No tenía precio. Fui a ver al muchacho de la caja y me miró, se sonrió, y me dijo: “Son diez, pero te lo voy a poner a $6”. Creo que era mi destino que este librito cayera en mis manos. En el avión lo abro y leo el primer poema. Me volví a enamorar. Perdidamente.

Sueño, de Federico García Lorca

Mi corazón reposa junto a la fuente fría.
(Llénala con tus hilos,
araña del olvido.)

El agua de la fuente su canción le decía.
(Llénala con tus hilos,
araña del olvido)

Mi corazón despierto sus amores decía.
(Araña del silencio,
téjele tu misterio.)

El agua de la fuente lo escuchaba sombría.
(Araña del silencio,
téjele tu misterio.)

Mi corazón se vuelca sobre la fuente fría.
(manos blancas, lejanas,
detened a las aguas.)

Y el agua se lo lleva cantando de alegría.
(¡Manos blancas, lejanas,

nada queda en las aguas!)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Archivo

  • Estadísticas

    • 52,880 hits
%d bloggers like this: