La realidad

Admiro a las personas que, contra viento y marea, hacen o tratan de hacer de sus deseos realidades. A mí la realidad me aplasta. Esa realidad que yo me construyo en la mente a partir de la señales de los otros, a veces tan ambiguas, tan aparentemente contradictorias, tan irreales como mi realidad. La realidad me convierte en este ser inseguro que intenta ir contra sus deseos, y lo peor es que muchas veces lo logra. Y me acordé de Cernuda que, probablemente por razones muy distintas a las mías pero allá en el fondo muy similares, decía…

… ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Archivo

  • Estadísticas

    • 52,880 hits
%d bloggers like this: